Investigación especial de OVNIs: La recuperación de material del choque en el accidente de San Antonio en 1945

0
195

Capítulo Siete de su libro EXOPOLITICA
Por Paola Leopizzi Harris
 
Investigación especial de ovnis: La recuperación de material del choque en el accidente de San Antonio en 1945
El caso de los testigos Reme Baca y José Padilla

Nacidos al borde de la Zona Cero, viviendo a la sombra del Área 51, dos pequeños hispanos experimentaron un hecho extraordinario. ¿Qué ocurrió? José Padilla, de 9 años, y Reme Baca de 7, fueron testigos del choque de un platillo volador en la tierra de los Padilla en San Antonio, Nuevo México. Fueron testigos de uno de los más espectaculares eventos de la historia de los ovnis.

Este nuevo libro titulado Born the Edge of Ground Zero, Livin in the Shadow of Area 51 (Nacido al borde de la Zona Cero, viviendo a la sombra del Área 51) se publicó en inglés en febrero de 2011 y es el relato detallado de Reme Baca y José Padilla de lo que les sucedió en la infancia. Explican lo que vieron; el choque, las apariciones de criaturas, las piezas que recogieron, la limpieza del lugar por parte de los militares y un análisis en profundidad de la importancia de este caso.

Publicado primero en The Mountain Mail Socorro, Nuevo México, el 2 de noviembre de 2003 por el periodista Ben Moffet, me pasaron el caso a mí, la periodista e investigadora Paila Harris, el 4 de mayo de 2009. El deseo de revelar finalmente los detalles y la gentil invitación de Reme Baca, hicieron que volara a Gib Harbor en el estado de Washington, al norte de Estados Unidos para entrevistar al testigo Reme Baca y a su mujer, Virginia, en julio de 2010. Consecuentemente, como ahora vive en California, entrevisté a José Padilla por teléfono desde la casa de Baca. Durante mis dos días de estadía, pude ver y fotografiar la pieza que José sacó de la nave y estudiar el análisis detallado de su composición hecho en Europa.

Este es uno de los casos más asombrosos que he cubierto en mi carrera y ayuda a completar el rompecabezas de por qué ha habido tantas recuperaciones de material de accidente en Nuevo México. Como el periodista Ben Moffet, que tan bien describe el encubrimiento, podemos comenzar a ver dónde encaja en la historia de los ovnis.

 

Fue por esta mezcla de sospecha y desinterés alimentada por la familiaridad que un pequeño contingente del Ejército estadounidense pasó casi inadvertido por San Antonio, a mediados – fines de agosto de 1945 para cumplir con una misión secreta.

Poco o nada se ha publicado acerca de la misión, rodeada de la atmósfera de silencio de esos tiempos. Pero la cuadrilla militar venía aparentemente de la Zona de Pruebas de White Sands, al este de donde había explotado la bomba. Era una operación de recuperación en el desierto de arbustos secos al oeste de la vieja ruta US-85, donde está ahora el mojón 139, la salida a San Antonio de la ruta interestatal 25.

En el curso de varios días, soldados en ropa de fajina cargaron los restos diseminados de un aparato volador en un enorme camión remolcador y los sacaron de allí. Una operación así se llevó a cabo entre el 20 y el 25 de agosto de 1945, no hay dudas, insisten dos exhabitantes de San Antonio, Remigio Baca y José Padilla, testigos de lo ocurrido. Padilla de 9 años entonces, y Baca, de 7, observaron secretamente gran parte del trabajo de recuperación de los soldados desde un puente cercano.

 

Gracia al trabajo de Ben Moffet, y ahora gracias a los mismos testigos,  que en la actualidad tienen 70 años, el mundo sabrá que hubo cierto interés extraterrestre por nuestro descubrimiento de la bomba atómica. Abrió una caja de Pandora en la historia humana que no puede cerrarse fácilmente. Puso a la humanidad, y posiblemente a visitantes de otra dimensión, en peligro de destrucción tota. El caso de San Antonio fue más que un accidente, un avistamiento, un evento. Fue una advertencia a la que los militares hoy no están prestando atención, sea en Estados Unidos o en el exterior. Si agregamos el valiente testimonio del panel de la Fuerza Aérea liderado por Robert Hasting y siete oficiales  retirados en el Washington Press Club, el 27  de septiembre de 2010, entonces nos damos cuenta de que ha llegado la hora de hablar. Si estos visitantes tienen la capacidad de los ovnis para desactivar o descomponer nuestros misiles nucleares, entonces podemos ver que 70m años después, han pasado  a la acción.

En última instancia, el caso de San Antonio de 1945 presenta un mensaje pacífico, una poderosa advertencia..

 

(entrevista a los dos testigos)

Si vamos a creer ene l testimonio de estos dos testigos, podemos comenzar a unir algunas piezas de un interesante rompecabezas. Ahora  sabemos que hubo muchos accidentes en Nuevo México y quizás muchas civilizaciones diferentes muy interesadas en nuestras pruebas de la bomba nuclear. Con más de 70 años y tranquilos porque sus familias apoyarán sus esfuerzos por revelar la verdad, Reme baca y José Padilla, están ahora saliendo a hablar públicamente. Este es un buen relato histórico de personas que vivieron esta experiencia. Se suma al misterio y a la mística de esta área de accidentes en Nuevo México y de todo el fenómeno ovni.

Lo que es más importante, tal vez, es el hecho de que los Baca, el marido y la mujer, tuvieron un avistamiento que llevó a la familia a apoyar a Reme. Un tema permanente en este libro ha sido el peso de la verdad en los testigos y el no poder compartirla con sus seres queridos. Gracias a la intervención cósmica, ahora pueden contar libremente su historia.

Entrevista a Reme

Es obvio que encontrar a José, su amigo de la infancia, cambió la vida de Reme y su realidad actual. Cargar con el peso de la verdad fue costoso para la mayoría de las familias. Los expone al miedo y al ridículo. Fue muy afortunado porque Virginia, gracias a su propio avistamiento, se convirtió en un sólido apoyo para su esposo. A menudo me pregunto si ese hecho fue intencional, si los extraterrestres están alentando algún tipo de revelación entrando en esta dimensión humana. Es una existencia solitaria vivir en esta realidad alternativa sin el apoyo de la familia y los amigos

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Ingrese su nombre aquí