Guido Buffo

0
92

No se podría llamar estudioso de los ovnis
Hace parte de esa gran cantidad de personas, que sin ocuparse del estudio de los ovnis, hoy por hoy de moda, nos lleva a lo más profundo del ser. Y entendemos la propia Ovnilogía, como ciencia no reconocida, sin duda nos ocupa de nuestro ser, en el buen y bien profundo sentido de la palabra. ¿Quiénes somos nosotros? ¿De dónde venimos y para qué estamos pasando por este planeta? Son preguntas que el humano no se ha querido responder por pereza y por vanidad. Sin embargo, personas como Guido Buffo nos empuja al vacío del ser que es el todo del Universo incluido en mí.

Con todo lo que nos ha significado encontrar a esta persona deliciosa en todo su contenido, nos interesa proponerlo a ustedes para compartir de él tanto que dejó impreso en pro del despertar de la humanidad. Un ser con las cualidades que todos tenemos y la armonía del hacer con resultados maravillosos.

En tiempos en los que el planeta vuelve a temblar y se deja sentir, nada mejor que quien estudió de los temblores sea leído dejando subrayado QUE SÍ SE PUEDEN PREDECIR TERREMOTOS. Y que desde hace varias décadas el planeta tiembla por las acciones humanas en el deseo de experimentar, como lo hace con la energía nuclear, reiteramos desde los comienzos de los 90.

Pero simplemente son letras pequeñas, cuando nos ocupamos de Guido Buffo. Olvidado. Casi desaparecido. Porque eso hacemos cuando no nos ocupamos de nosotros mismos. Nos olvidamos de nuestra esencia y no queremos saber de ella porque eso nos obliga a responsabilidades y compromisos que nos hacen auténticos. El ser humano quiere la copia. No es auténtico y se educó responsabilizando a otro y abandonando por pereza sus responsabilidades.

Guido Buffo como otros, muy pocos…, nos inspiran a realizar nuestra tarea con compromiso, con ganas, con autenticidad. El fenómeno desaparece y se realiza la vida en continua observación.
Quería dejar impreso mi pensamiento en tan fantástica persona y ahora usted saque su propia conclusión. Él le dirá a usted que hay que hacer¡¡¡ Si aún no sabe qué hacer con su vida¡¡¡¡
¡Ah¡¡¡ Algo más que importante. Yo conocí de este buen hombre, gracias a la tarea de dos niños diáfanos en su camino por este planeta: Karina Rodríguez y Gustavo Díaz. Ellos en su adolescencia, sin más, se ocuparon de sacar de la tumba tanto que había dejado Guido Buffo en los campos de Unquillo y Córdoba Capital, Argentina. Hoy, ya casi cuatro libros hacen a su basta labor realizada por Guido en el arte, la educación, la ciencia, y lo esotérico en su verdadero término, convirtiéndolo en un Humanista.

Gracias mis niños Karina y Gustavo hoy padres de familia.
https://buffoguido.blogspot.com.ar/ ¿Quién fue Guido Buffo…?
Guido Buffo nació en Italia, Treviso – Véneto el 12 de marzo de 1885. Su padre fue don Gerónimo Buffo y su madre doña Vendramina Gobbo.
Realiza sus primeros estudios en el Gimnasio Liceo e instituto técnico de Treviso y cursos en Venecia, bajo la conducción de Luigi Nono. Luego se recibe en la Escuela de Bellas Artes M.E. Marcel de París. Domina cuatro idiomas: latín, español, italiano y francés.

En 1910 se hace a la mar y llega a la Argentina donde se instala en las sierras cordobesas para realizar pinturas de paisajes que se convertirían en su primera exposición. Con la aceptación de la misma, lo nombran Profesor de Dibujo y Estética de la Escuela Gobernador José V. de Olmos, en Córdoba, más adelante se traslada a  Rosario donde se desempeñará en diversas materias en la escuela profesional de mujeres hasta que en 1924 se radica en Buenos Aires, nombrado Inspector de Enseñanzas Secundarias Normal y Especial, función en la cual se jubilará no sin antes crear el parque de Montaña de Villa Leonor de los Quebrachitos  en Unquillo y donarlo a los jóvenes argentinos, junto con todos sus bienes, para que allí continúen con sus estudios…científicos, artísticos, sociales, naturales.

Fue un ser con un espíritu fuerte, buscando perfeccionarse, experimentar, concretar acciones, con un carisma que aunaba lo divino con lo humano, sobrellevó paralelo a sus proyectos, estudios, publicaciones y exposiciones, la tragedia de la muerte de dos seres que amó profundamente: su esposa Leonor Allende y su hija Eleonora Vendramina Buffo, de quien nos ocuparemos más adelante, ya que hoy compartimos con ustedes esta introducción a Guido Buffo.

Fue un alquimista del dolor en Amor, transmutó la muerte en vida a través de una obra donada a la humanidad, obra que nos pertenece a todos como Patrimonio Cultural e Histórico.

Decía…: “La historia de la vida de todos los hombres de genio, enseña que a fuerza de alternar desilusiones, esperanzas y aspiraciones, se templan los espíritus, se fortalecen los caracteres y se los hace más bellos y más nobles”.

Para nosotros es un ser que nos une mediante “lazos invisibles”, al que amamos y respetamos profundamente y que deseamos sea reconocido por sus obras y estudios, como un genio de la historia. Nos propusimos a través de este blog crear un nuevo vínculo y tejer lazos para comunicarnos y dar a conocer parte de este universo que representa la Capilla Buffo, porque estamos convencidos de que día a día hay seres que despiertan, que tienen nuevas inquietudes, que se gestan y transforman. Bendiciones a todos y esperamos contactarnos.

 

SI SE PUEDEN PREDECIR TERREMNOTOS
Guido Buffo y el Péndulo de la Transmformación

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Ingrese su nombre aquí