35 años de la Huella del Pajarillo

0
1441

35 años de La Huella del Pajarillo ha provocado en la región, extendiendo desde el 86 un modo turístico, capaz de inspirar a comprender, como un evento de estas características es motivo de interés para la gente de todas las clases sociales. Un hecho real, estudiado desde sus inicios tiene más preguntas que respuestas.

De esta manera iniciamos nuestro año 2021. Un acontecimiento vivido en el año 86 en Capilla del Monte cambió la vida de una localidad y hoy por consecuencia la región está afectada en el marco turístico, cultural y social.

Como tantos otros pueblos, Capilla del Monte vivía del turismo, de los visitantes de fin de semana que viajaban desde Córdoba capital a recorrer las sierras y disfrutar de la miel y otras delicias artesanales de la región. El Zapato como postal, era el paseo de excelencia por décadas antes de los 800Todo cambió el 9 de enero de 1986, cuando en una ladera del cerro El Pajarillo apareció una gran mancha ovoide de un tamaño parecido al de una manzana habitacional: 120 x 70 metros. Esa es la famosa Huella del Pajarillo que alteró para siempre la vida de los habitantes de este municipio el cual pasó de recibir 400 turistas por año a 100.000, y que hoy está considerada la capital nacional de los ovnis en Argentina, precisamente por esta cifra y por el interés que manifiestan quienes la visitan. La Huella del Pajarillo se convirtió en evidencia y en debate, pese a su contundencia, ninguno de los tantos investigadores que la analizaron cuando aún era muy visible pudieron llegar a determinar cómo se produjo.

En la noche de enero 9 de 1986, pasadas las 22 horas, se encontraban doña Esperanza Gómez, su hermana Sara y su nieto Gabriel de 12 años que la visitaba, en una finca rural ubicada a metros de la ruta provincial 17 que corre paralela a la Sierra del Pajarillo.  Jugaban naipes, compartían un lindo anochecer de verano con las puertas y las ventanas de la casa de par en par. De repente, un extraño ruido cortó el juego; abuela, hermana y nieto quedaron en suspenso, creyeron que un auto había llegado y que pronto tendrían visita. De pronto una luz incandescente y potente luz blanca penetraba por puertas y ventanas, iluminó toda la habitación.
El pánico invadió a doña Esperanza quien rápidamente se refugió en la habitación junto con su hermana, mientras le advertía enérgicamente a su nieto que hiciera lo mismo porque esa luz los iba a dejar ciegos. Era la luz mala.  El niño hizo caso a medias. Tres veces se asomó por la única ventana que podía ver que era lo que había producido tanta luz en la casa. Cuenta era una luz roja que se balanceaba sobre la ladera de El Pajarillo; La experiencia de Gabriel quedó plasmada en su propio relato: “Era una luz roja y la de arriba era clarita, me dio mucho miedo. Me acosté. Por segunda vez volvía a espiar por la ventana, mientras pensaba que el ruido que escuchamos al principio pudo ser un auto, pero nada tenía que ver con la luz que vi, porque esta no hacia ruido, si realizaba constantes cambios de luces entre la clarita y la roja; inclusive cuando esta se apagaba, se apreciaba una pelota achatada que mostraba desde los bordes externos unas líneas de luz blanca, como tubos fluorescentes que se dirigían a su centro. Mi abuela no cree en estas cosas, pero lo que vi no era un avión y no hacia ruido”. Este testimonio y un dibujo realizado por Gabriel fueron recogidos por las autoridades de la época y forman parte del primer informe OVNI que ha dado trascendencia nacional e internacional a Capilla del Monte y los miles de interesados que año tras año la visitan.

Los miembros de la comitiva oficial que en 1986 partió hacia la ladera del cerro El Pajarillo conformada por el entonces Diputado provincial Andrés Argañaraz, el fotógrafo Municipal Raúl Ochonga, Jorge Suárez, Secretario de Gobierno con la cartera de Turismo y el propio Intendente de Capilla del Monte, Diego Sez, acompañado por el menor de sus hijos; todos hicieron una excursión por la zona. Se encontraron no solo con la huella, sino que en su interior hallaron animales que perecieron calcinados y quedaron vacíos, batracios secos, hierba quemada de arriba hacia abajo y quizás lo más importante: el relato de la Familia Gómez.

Preguntas como ¿Qué podía haber causado semejante quemazón y por qué con esa forma elíptica? Alcanzó hipótesis desde la investigación de alto nivel en su tiempo. El señor Juan José Benítez y Fernando Jiménez del Oso a su paso por Capilla del Monte, en su documental de video “Uritorco” parte de la saga En Busca del Misterio, deja expreso los aspectos que rodearon este hecho fantástico y apasionante enmarcado en el tema de los ovnis.

http://www.ciouritorco.org/cio/la-huella-del-pajarillo/

No es leyenda ni ficción, son hechos históricos que han llamado la atención de estudiosos de todo el mundo; Jorge Suárez con el informe entregado a Radio Universidad luego de haber escuchado a Gabriel Gómez, TÉLAM, la agencia de noticias oficial de la Argentina toma la noticia provocando que aquel suceso fuera recogido por la prensa internacional. Capilla del Monte comenzó entonces a ser visitada por periodistas e investigadores de gran renombre, nacionales y extranjeros, interesados en la temática ovni. Y no fue una estrategia para aumentar el turismo, como muchos detractores de esta localidad lo afirman, porque la huella ya no existe, pero el interés persiste.  La gente sigue visitando a Capilla del Monte porque este no ha sido el único suceso sin explicación; en sus habitantes hay una huella imborrable, todavía está latente lo vivido por doña Esperanza y por otros tantos testigos, como el caso del locutor cordobés Rubén Alvaráz que pasado tan solo un mes de la aparición de aquella mancha quiso hacer un informe y terminó narrando en vivo y en directo la trayectoria de un objeto volador no identificado.

Avistamiento de luces, encuentros programados, científicos, curiosos y escépticos, todos buscan en el mítico cerro Uritorco una experiencia de otro mundo.

A 18 meses del hecho vivido, dejando expreso un cambio sutil en la localidad de Capilla del Monte y sus alrededores al gran acontecimiento, sucedió lo que se le llamó la segunda Fase. Por estos meses el tema se puso de manifiesto por creyentes y no creyentes como si de un tema de creencia se tratara. Pasó y se quedó en manos de los grandes detractores del tema ovni, re calcinantes cuando los eventos trascienden en su mismo testimonio, derivando en explicaciones para negar lo sucedido en la Sierra del Pajarillo. La segunda Fase dejó perplejos a quienes venían observando lo acontecido. Un incendio forestal, acostumbrado por estos espacios geográficos, aun en la actualidad, abrazó vorazmente la Sierra cubriendo de cenizas a su paso todo lo que se encontraba. Raramente en el mismo lugar en la misma forma, lo deja expreso las fotos de la época, calcó como un negativo la mancha del pajarillo. Las preguntas aparecieron sin más.

Luego de 35 años, la Huella del Pajarillo permanece viva en la memoria, todas las evidencias recaudadas de esta y de otras tantas experiencias de contacto se encuentran resguardadas por la Fundación Jorge Suárez, una entidad sin ánimo de lucro que durante los últimos 22 años ha realizado congresos de nivel internacional y apoya desde el Centro de Informes OVNI a todos los interesados en estudiar la posible huella de civilizaciones extraterrestres.

La Huella del Pajarillo no se ve, pero aún tiene mucho para contar. Les invitamos a vivir una jornada recordando el evento en tiempos de Covid2. Recordaremos, respondemos preguntas que aún están en el colectivo.

9 de Enero de 2021.
Envíanos un WhatsApp y con gusto les alcanzamos el link para que puedan ingresar a sala. +5493548407783
Este es el enlace para que te sumes a nuestro evento aniversario de la Huella del Pajarillo
https://meet.google.com/fqj-qknm-sgp

COMPARTIR
Noticias AnteriorPrograma 2752
Próximos NoticiasVelada OVNI

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Ingrese su nombre aquí