SEGUNDA FASE HUELLA DEL PAJARILLO

Decíamos al terminar de narrar la Primera Fase de la Huella del Pajarillo, que suponíamos por aquellos días que la historia había terminado, pero que la realidad nos demostraría lo contrario produciendo un hecho mucho mas sorprendente e inexplicable que la aparición de la huella el 9 de enero de 1986.

El hecho que vamos a narrar se produjo un año y medio después más precisamente en agosto de 1987. Por esos días yo estaba totalmente volcado al estudio de la temática ovni, por cuanto me había impresionado las historias que me contaron los investigadores que conocí en oportunidad cuando visitaran Capilla del Monte para realizar la investigación de campo sobre la primera fase de la huella.

Una tarde mientras tomaba café con unos amigos en un bar del pueblo, se acerca a nuestra mesa un conocido y me pregunta, ¿Suárez, hace mucho que no va por el Pajarillo? Y le dije que efectivamente hacia mucho tiempo que no iba por la zona. Entonces me sugirió, porque no va?¡¡¡. Me quedé interrogándolo con la mirada: vaya!!, se va a llevar una sorpresa, insistió y se fue. Me quedé pensando y preguntándome:
¿Que podía haber pasado?.
En un momento recordé que un voraz incendio de los tantos que se producen en la zona muchas veces provocados y otras en forma natural, se había llevado por delante muchas hectáreas de pastizales que tapizan las laderas del Pajarillo. Pero que podía significar esto?..Y decidí averiguarlo al día siguiente.
Luego de almorzar monté en mi camioneta para recorrer los pocos kilómetros que separan Capilla del Monte con el lugar donde encontramos la huella el año anterior. Luego de transitar por el tramo de asfalto de la ruta ingresé al camino de ripio que luego de pasar por Quebrada de Luna se llega a las enigmáticas Cuevas de Ongamira, no sin antes admirar una vez más las imponentes formaciones de los Terrones que se aprecian a la distancia desde el camino.
Durante el viaje pude apreciar la importancia del incendio ocurrido horas antes. Hacia la izquierda del camino se advertía sobre el faldeo de la sierra, solo tierra quemada con algún matiz de gris a los pies de algún árbol, producto de la ceniza de su propio tronco quemado.
Al llegar al lugar, al sitio desde donde habíamos avistado la huella el año anterior que se identificaba por la existencia de una alcantarilla. Detuve el vehículo y me bajé. Al levantar la vista hacia la Sierra me quedé congelado. Allí, en el mismo y exacto lugar donde habíamos descubierto aquella fenomenal “pelota negra” depositada sobre el verde esmeralda de la paja brava; ahora la   encontraba, sobre un terreno de color negro profundo, producto del incendio, la misma “pelota”, pero en este caso de un color amarillo que contrastaba con lo negro del incendio. Fue tan grande la impresión que me causó, y no tengo vergüenza en confesarlo, lágrimas de emoción comenzaron a deslizarse por mi  rostro.
Yo por esas fechas me había interesado muy especialmente en el tema OVNI como ya comenté, pero también había “otras experiencias” que me habían marcado muy profundamente, por lo que quizás, sirva para explicar mi estado emocional de aquellos momentos. O, por qué comenzaba a comprender que aquella huella, hoy conocida en todo el mundo como “La Huella del Pajarillo”, sugería  algo mucho mas serio que el simple hecho de una marca,  producto de la presencia de aquella nave que avistó Gabriel desde la casa de su abuela.
Quizá era la confirmación de la importancia de aquella Huella, ya que de ella se dijo que había sido quemada con fines turísticos, y entonces ahora la presencia de algo misterioso y desconocido nos desafiaba con esta segunda fase a que explicarnos lo inexplicable.
En lo personal siempre he dicho que si aceptamos la estupidez de que la huella se quemó con soplete de acetileno (¿) en ese rumbo podríamos aceptar la historia de que advertidos del incendio subimos corriendo con baldes de arena o agua para mojar la vegetación y así protegerla del fuego. Les recuerdo que el volumen de aquella huella era de 120×70 mts. aprox…, y quizás también aceptar en ese rumbo que alguien subió aquella noche al sauce de los Gómez y con una jeringa “chupó” hoja por hoja su clorofila para explicar el deshoje de aquel añejo árbol.
Días después que concurrimos al mismo lugar donde estaba la huella con Fernando Gabriel Sansó periodista de radio universidad de Córdoba y realizamos una prueba sobre el terreno. Encendimos fuego a la paja brava y la misma se quemaba con facilidad…. Y nos preguntábamos con Fernando ¿qué pasó durante el incendio? ¿Cómo se explicaba que no se hubiera quemado  ese rubio pastizal que tenía la misma combustibilidad que su similar del exterior y se había consumido totalmente quedando sobre el terreno, solamente las piedras….
Esa pregunta, quizás encontró respuesta cuando el Ingeniero del equipo de televisión de la TV de España que con Juan José Benítez y el Dr. Fernando Jiménez del Oso en la parte periodística realizaban unas tomas en la huella, encontró a través de los equipos inalámbricos de grabación se comprobó una interferencia que entorpecía la tarea de Don Pepe Nogueira. En la opinión de los periodistas, como hipótesis para explicar esas interferencias, aquella nave ancló sobre el terreno una energía desconocida que como efecto de campana, protegió la huella del fuego.

Esta realidad la confirmó en enero del 89 el Ingeniero Guido Bassler durante un  trabajo de campo de bioenergía que publicamos en detalle en nuestro libro “Uritorco, el Cerro mas misterioso de América”.
Honestamente creo que ésta voluntad de las culturas extraterrestres que visitan nuestro planeta de dejar testimonios de su presencia de distintas maneras obedece a sugerirnos amorosamente:

Que no estamos solos en el universo.

CONSECUENCIAS DE UN HECHO OVNI
Es muy característico que un hecho catalogado como del FENOMENO OVNI, quede en el catalogo y como un expediente más.
Son pocos los que al pasar el tiempo nos muestre o podamos leer en el tiempo nuevamente el hecho con otras lecturas a las iniciales.
Es el caso LA HUELLA DEL PAJARILLO, un hecho que aún nos propone una cantidad de preguntas continuamente y lo expresan los turistas que visitan el CIO año tras año:
Las vamos a proponer y de la misma manera que las respondemos en Nuestro CENTRO DE INFORMES OVNI de Capilla del Monte, nos ocuparemos de responderlas lo mas ilustrativamente posible.
*¿ LA HUELLA AUN SE ENCUENTRA EN EL LUGAR.?
*¿PORQUE LA HUELLA SE HIZO EN LA SIERRA DEL PAJARILLO Y NO EN EL URITORCO?
*¿PORQUE ES EL CERRO URITORCO , QUE SE NOMBRA Y NO LA SIERRA DEL PAJARILLO?
*¿QUE SUCEDIO EN CAPILLA DEL MONTE DESPUES DE LA HUELLA DEL PAJARILLO?
*QUE HACEN LAS AUTORIDADES DE CAPILLA DEL MONTE ANTE ESTE HECHO?
*USTEDES PORQUE SE OCUPAN DE HACER ESTA TAREA?

Cada pregunta contiene su respuesta.
Han pasado 26 años, y de la HUELLA DEL PAJARILLO, en Capilla del Monte a penas si es mencionada..
Como es nuestra intención hacer Docencia, paso a paso propondremos un antes y un después DE LA HUELLA DEL PAJARILLO para describir la realidad actual de las consecuencias que este hecho trajo consigo y aun permanece vigente.
Jorge Suarez al haber estado cerca de la tarea que realizaron Investigadores de buen nivel, y de realizar la logística para la prensa que aún hoy se motiva por el hecho,;es quien tiene AUTORIDAD para contar lo vivido por esos días, después de haber compartido la sociedad desde aquel suceso.